En este ámbito, donde está en juego la gobernabilidad democrática nacional, regional y local, los puntos de tensión están principalmente vinculados a la gestión de los recursos de manera eficiente y transparente para la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos y el impulso de procesos de desarrollo sostenibles. En gran medida la raíz se encuentra en la falta de una visión común de desarrollo y de capacidades para afrontar procesos de esta naturaleza, en el contexto de los complejos procesos de descentralización.

Nuestro trabajo está orientado a contribuir con el fortalecimiento de procesos participativos para el desarrollo concertado. Intervenimos a través de metodologías para la construcción de consensos, buscando impulsar espacios de diálogo y concertación institucionalizados o ad hoc en los que se fomente el encuentro y participación entre la sociedad civil y las autoridades públicas, orientado al fortalecimiento de la democracia.

Volver